Quiero cuidarme. Centrum te acompaña hacia una vida saludable.

Centrum te acompaña hacia una vida saludable. Sabemos que buscas mejor calidad de vida y relación con tu cuerpo. Por eso compartimos contigo toda la información que necesitas para verte y sentirte mejor.

La experta en nutrición Dra. Mónica Katz te explica por qué es tan importante mantener una dieta equilibrada, rica en vitaminas y minerales.

Mira los videos y aprende a cuidarte mejor, según tu estado

¿Practicas Deporte?

Deporte y nutrición van siempre de la mano. La cantidad de vitaminas y minerales que necesitas va a depender del tipo de actividad que realizas. Si relizas deporte que implica un gasto importante de energía, la cantidad de vitaminas y minerales también será mayor.

Hay dos grandes grupos que los deportistas necesitan para performar mejor, por un lado los macronutrientes como las proteínas y los hidratos de carbono y por el otro los micronutrientes que son las vitaminas y minerales.

Las vitaminas y minerales esenciales que necesito cuando quiero hacer deporte son el calcio, hierro, magnesio, zinc, cobre, selenio, complejo B, vitamina C, 

El consumo de vitaminas y minerales es importe para los deportistas pues contribuye a una mejor performance y evita déficit o carencia de los mismos.

Las vitaminas y minerales no aportan calorías, por lo tanto no pueden engordarte pero si ayudan a mejorar tu metabolismo  y más cuando estás practicando alguna actividad física.

¿Te sientes estresado?

Las personas experimientamos estress cuando sentimos que existe un desequilibrio entre lo que nos piden y los recursos que tenemos para responder. Si se prolonga en el tiempo, tendra efectos sobre carencias. El estrees no aparece de forma repentina, va paulatinamente invadiendo nuestro día a día. Como resultado vemos cuadros con alteraciones emocionales o en el cuerpo, asimismo existe un impacto directo en nuestros patrones alimentarios.

Las ingestas excesivas o carentes, la mala digestión o las dietas estrictas desbalanceadas son fuentas de stress. 

En periodos de estrés prolongados la homorna de stress, el cortizol aumenta considerablemente, reduciendo las defensas y la masa muscular  y aumentando la grasa abdominal por ejemplo. 

Vitamina C que posee efecto antioxidante y estimulador del sistema inmunitario, para las personas que sufren estrés. El estrés prolongado puede reducir los niveles de magnesio en nuestro organismo. Al incrementar nuestra ingesta de este mineral, podríamos ayudar a reducir nuestro nivel de estrés. Las células están expuestas  constantemente a estrés, la vitamina B12 ayuda a minimizar este efecto. El estrés disminuye las reservas de calcio, ya que los niveles elevados de cortisol reducen rápidamente la cantidad de calcio. De la misma manera, cuando el estrés aparece, el calcio es un agente que acelera su recuperación. Magnesio y zinc: Intervienen en las reacciones que transforman los ácidos grasos buenos que consumimos para la función cerebral. 

¿Te sientes cansado?

El cansancio es la principal manifestación de las presiones de la vida moderna.

Cansancio es una sensación de fatiga,  falta de energía, disminución de la vitalidad. A menudo cursa acompañado de una sensación subjetiva de debilidad y de un fuerte deseo de descansar o dormir. Cuando te falta la energía necesaria para hacer un trabajo, cuando notas que el cuerpo no te responde. El cansancio físico se produce una reducción paulatina de la energía física que se prolonga durante semanas o meses, dificultad o desánimo para realizar las actividades diarias. El cansancio mental y emocional es cuando empieza a haber dificultad en la concentración, falta de memoria y bajo rendimiento. 

Las principales razones por las cuales sufrimos de cansancio son las siguientes: Alimentación desbalanceada/fuera de horario Estrés crónico Anemia Trastornos del sueño como: insomnio, apnea obstructiva del sueño Dolor crónico Depresión

Alimentarse en forma balanceada y variada, y beber abundante cantidad de líquidos.  Dormir las horas necesarias a diario, prestando especial atención a la calidad del sueño.  Realizar actividad física moderada regularmente.   Aplicar técnicas del manejo del estrés como la relajación y meditación.  No cambiar bruscamente el ciclo de sueño-vigilia.  Evitar el consumo excesivo de alcohol y tabaco.  Agregar suplementos vitamínicos y minerales.

¿Estás a dieta?

Son innumerables las dietas de moda. Entre ellas las mas utilizadas son las altas en proteinas como Atkins o Dukan que carecen de muchas vitaminas que aportan los vegetales que están reducidos o excluidos.    Las veganas que eliminan TODO alimento de origen animal carecen de B 12 y aportan poco hierro.   Lamentablemente con estas dietas las carencias nutricionales son inevitables.

Por supuesto que para perder peso debe existir balance negativo de energía, es decir que las calorías gastadas superen  las ingeridas.  Pero, la restricción calórica es beneficiosa siempre que no curse con desnutrición asociada. La mayor parte de las dietas de moda generan carencias subclínicas de micronutrientes. Es importante saber que los análisis de laboratorios habituales no incluyen mediciones de vitaminas y minerales es por ello que la mayoria de las personas no conoce en realidad si posee deficit de micronutrientes.

Las vitaminas y minerales no aportan calorías, por lo tanto no pueden engordarte pero si ayudan a mejorar tu metabolismo  y más cuando estás pacticando alguna actividad física.

Además de complementar nuestra dieta, los micronutrientes generan un efecto importante sobre la piel y la belleza corporal.   Por ejemplo: La Vitamina A  sirve para la cicatrización, la renovación celular, genera colágeno, y calidad de bronceado. La vitamina B otorga elasticidad a la piel, mejora la salud del pelo las uñas y la circulación, C y E antioxidante, antiaging y regeneración.

¿Eres joven y / o estudiante?

Los jóvenes tienden a tener una desorganización en sus horarios de comidas. Muchas veces ingieren comidas rápidas en exceso; o siguen dietas de moda o tendencias. Una mala alimentación influye directamente en la obtención de micronutrientes, quienes juegan un rol muy importante en el metabolismo energético y procesos neurológicos.  Ante una dieta desbalanceada se pueden presentar faltas de vitaminas y minerales necesarias para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. 

El rendimiento académico mejora con una alimentación adecuada y evitando la carencia de vitaminas y minerales esenciales para un buen funiconamiento físico y mental: La falta de Hierro, disminuye neurotransmisores importantes para el aprendizaje, afectando nuestra capacidad de memoria y concentración. También influye en la tensión emocional, miedo, fatiga.    Los complejos vitamínicos B y C, actúan en reacciones de cadena del cerebro, intervienen en el envío de mensajes entre neuronas, junto con el Magnesio, y en la obtención de energía, favoreciendo la absorción de Hierro.   La vitamina D contribuye en los estados de ánimo. Su suplementación se acompaña de efectos de mejoría del humor.   El Zinc también incide en funciones cognitivas y psicológicas. Su deficiencia disminuye la atención y retención de memoria. Influye en la coordinación visual y manual. 

¿Eres mayor de 50 años?

Cuando se llega a los 50 años de vida, contrariamente a sentir que es el inicio de la ancianidad uno debe sentir  que es el inicio de una nueva vida a la cual se despierta con la experiencia de haber vivido previamente 50 años. El ser humano que supera la barrera de los 50 años debe ser consciente que a partir de allí debe preocuparse más por cuidar su cuerpo y su salud.   La salud no es solo la ausencia de enfermedad. La salud es un estado completo de bienestar tanto físico como mental y social.   La disminución de la vitalidad y el envejecimiento nos ocurre a todos. Produce cambios progresivos e inevitables en funciones/estructuras celulares. Los cambios incrementan progresivamente con la edad.

Los requerimientos de vitaminas y minerales son distintos a diferentes edades. A medida que pasa el tiempo los niveles de algunas vitaminas y minerales se van modificando.    Una ingesta diaria adecuada de vitaminas y minerales va a ayudar que personas a partir de los 50 años puedan:   combatir la falta de energía detener el progreso del envejecimiento proteger salud de visual proteger salud ósea mejorar la inmunidad

Deterioro de la visión: La retina es una estructura fotosensible con alta actividad metabólica y por ende altos niveles de radicales libres. Vit A, carotenos, Vit C y E son antioxidantes.   Por eso la importancia de la luteína, un carotenoide que previene cataratas y degeneración macular. Protege de la acción ultravioleta. Protege la vista y es útil para prevenir catarata y degeneración macular (poder antioxidante de peroxidación lipídica y filtro de luz).  La luteína y zeaxantina constituyen la mitad de los carotenoides de retina.  El licopeno: Quizás sea el más poderoso antioxidante. anticarcinogénico.  Calcio y Vitamina D para la B167Salud ósea La ingesta adecuada de calcio es importante para la salud ósea en todas las edades. En los adultos es común el consumo inadecuado de calcio y se asocia con una mayor pérdida de masa ósea y riesgo de fractura.   Vitamina  A y betacarotenos son precursores que mejoran resistencia a infecciones y carcinogenos mantiene defensas en mucosas y piel.   Zinc para la inmunidad: El zinc como un antioxidante y agente antiinflamatorio zinc es eficaz en disminuir el estrés oxidativo y la generación de citoquinas inflamatorias como el TNF-a e IL-1b en las personas de edad avanzada. Es esencial para inmunidad. Es  necesario para la síntesis de ADN y la transcripción del ARN, la división celular y la activación de las células. Inactiva otras proteínas que contienen zinc: la proteína supresora p53 y la enzima reparadora de DNA.